Cirugía astral

Para comprender la cirugía astral es necesario partir del concepto de que el ser humano es mucho más que un cuerpo físico. Eres la suma de tu cuerpo, de tus pensamientos, de tus emociones y de tu alma.

Al igual que las células de tu cuerpo físico crean un campo electromagnético, tus pensamientos crean un cuerpo mental y tus emociones un cuerpo emocional. Tu aura puede considerarse como la suma de tus cuerpos sutiles.

La mayoría de las enfermedades empiezan en uno de los cuerpos sutiles. Nuestros pensamientos, emociones y programaciones negativas adoptan una forma densa, a modo de patrones de energía cristalizados en nuestros campos etéricos. Esos patrones cristalizados van penetrando gradualmente, hasta que, en última instancia, se manifiestan como la enfermedad física en el cuerpo, nuestro campo electromagnético más denso.

La cirugía astral consiste en extraer con las manos, sin tocar al paciente, cualquier densidad de energía estancada, entidad o bloqueo energético del cuerpo.

Primero escaneando y localizando el problema, después extrayendo la energía estancada, y por último, reconectando el libre flujo energético.

Por sus resultados. Cualquier terapia energética puede proveer beneficios sobre tu salud. La cirugía astral no da rodeos, las sensaciones del paciente y del terapeuta son inequívocas, y los resultados palpables.

Por lo general, si has padecido alguna enfermedad o alguna situación por un tiempo superior a un año debes contar con lo que se denomina “apego al sufrimiento”. Tu cuerpo desarrolla, para autoprotegerse, la capacidad de vivir (sobrevivir) con ese sufrimiento o dolencia. De alguna forma se ha acostumbrado al sufrimiento y por tanto todo cambio será inicialmente visto con rechazo, pues has desarrollado un hábito o área de confort con ese malestar.

 

Para consultas o turnos

Escribir a: consultas@malikh.com.ar

Teléfono Fijo: 02304-300466

Por cel o Wapp: (011)15-6273-5001

*Atendemos de lunes a viernes durante todo el día.